Blog

Tartrectomía: qué es, beneficios, tratamiento y cuándo es necesaria

La tartrectomía es un procedimiento quirúrgico menor que ayuda al odontólogo a eliminar los depósitos duros de sarro, o depósitos de calcio, de cerca y por debajo de la línea de las encías. La formación de sarro se produce cuando las bacterias orales nocivas forman placa en la superficie de los dientes que se endurece y se convierte en sarro al entrar en contacto con la saliva. Si no se trata, puede inflamarse e irritarse y provocar una infección llamada gingivitis, uno de los primeros signos de enfermedad periodontal (de las encías).

Afortunadamente, con una intervención a tiempo mediante una tartrectomía, esta placa potencialmente dañina puede eliminarse de forma segura para mejorar la salud. ¡Sigue leyendo para saber más sobre el procedimiento de la tartrectomía, sus ventajas y qué situaciones pueden justificar el tratamiento!

¿Qué es la tartrectomía?

La tartrectomía es un procedimiento dental que consiste en la eliminación del sarro, que son depósitos endurecidos de bacterias y partículas de alimentos que se desarrollan en los dientes con el paso del tiempo. Este procedimiento suele recomendarse a personas con una higiene bucal deficiente o que no se han sometido a limpiezas profesionales periódicas. También puede utilizarse para tratar enfermedades avanzadas de las encías.

Durante una tartrectomía, el dentista utilizará herramientas especiales para raspar la placa y el sarro de la superficie de los dientes y por debajo de la línea de las encías. Estas herramientas pueden incluir un dispositivo de raspado ultrasónico, instrumentos manuales llamados escaladores, curetas y máquinas de abrasión por aire. Una vez eliminado todo el sarro, el dentista utiliza un equipo de pulido para alisar las asperezas que hayan podido quedar. El objetivo de este proceso es evitar que se sigan acumulando bacterias y otras sustancias que pueden provocar caries y enfermedades periodontales. 

Los beneficios de la tartrectomía son dobles: ayuda a eliminar la placa bacteriana antes de que pueda causar caries y ayuda a reducir la inflamación de las encías causada por la enfermedad periodontal. Además, el control regular del sarro ayuda a garantizar que se siguen unas prácticas de higiene bucal adecuadas tanto en casa como durante las visitas rutinarias al dentista.

A la hora de decidir si la tartrectomía es un tratamiento necesario, el especialista tendrá en cuenta varios factores, como la edad, el historial médico, la cantidad de placa presente en la boca y cualquier problema de salud existente.

¿Para qué sirve una tartrectomía dental?

La tartrectomía dental sirve para tratar la enfermedad periodontal, que es el resultado de la acumulación de bacterias y residuos en las encías. Además, la tartrectomía también puede realizarse por motivos estéticos, como para mejorar el aspecto de los dientes amarillentos o descoloridos. Es importante señalar que las tartrectomías no tratan las enfermedades subyacentes de las encías, sino que se centran únicamente en eliminar la acumulación visible de placa. Además, es importante que los pacientes mantengan unas buenas prácticas de higiene bucal después de la intervención para evitar una mayor acumulación de sarro y preservar su salud bucal.

¿Cuándo es necesaria la tartrectomía?

La tartrectomía es necesaria cuando la acumulación de sarro (cálculo) en los dientes se ha vuelto demasiado grave y no puede eliminarse con el cepillado y el hilo dental. El sarro es una placa endurecida que se forma en la superficie de los dientes, por encima o por debajo de la línea de las encías, debido a depósitos minerales. Puede causar inflamación, gingivitis y enfermedad periodontal si no se elimina a tiempo.

Cuando el sarro se ha acumulado hasta cierto punto, sólo puede eliminarse eficazmente mediante una tartrectomía. Los signos de que puede ser necesaria son el mal aliento persistente, enrojecimiento o sensibilidad de las encías, retracción de las encías, dolor al cepillarse o al comer alimentos fríos, esmalte roto en los dientes cercanos a la línea de las encías y manchas visibles de color amarillento-marrón a lo largo de la línea de las encías. Además de la eliminación del sarro durante un procedimiento de tartrectomía, el odontólogo también puede recomendarte tratamientos adicionales como una limpieza profunda (alisado radicular) o antibióticos para ayudar a reducir la infección.

La mejor forma de prevenir la formación de sarro son unos buenos hábitos de higiene bucal, como cepillarse los dientes dos veces al día con pasta dentífrica con flúor, usar hilo dental todos los días, enjuagarse la boca con regularidad y limitar los tentempiés azucarados entre comidas. Las limpiezas también son importantes para mantener la boca sana y evitar la acumulación excesiva de sarro en el futuro.

Cómo se realiza una tartrectomía dental: paso a paso

Estos son los pasos de una tartrectomía dental:

En primer lugar, el profesional hará una inspección de la boca y utilizará un escarificador ultrasónico para romper los trozos grandes de sarro y placa en la superficie de los dientes. Esta herramienta utiliza vibraciones para romper el material sin dañar el esmalte. 

Después, utilizará un raspador manual para limpiar a lo largo de la línea de las encías y entre los dientes, donde puede haber depósitos más duros de material calcificado adherido a la superficie. El dentista o el higienista ejercerán una suave presión mientras raspan estos depósitos con el raspador.

A continuación, puede utilizar un pulidor de aire o un cepillo de goma para eliminar cualquier resto de placa o manchas en los dientes. Por último, se aplican tratamientos de flúor o antibióticos tópicos después de limpiar sus dientes como parte de una medida preventiva contra la futura acumulación de sarro dental o infección bacteriana entre las citas. 

El proceso completo suele durar unos 30 minutos, dependiendo de la cantidad de placa acumulada en la boca de cada paciente.

¿Con qué frecuencia se hace una tartrectomía?

Para las personas con depósitos de sarro leves, se suele recomendar eliminarlos cada 6-12 meses. Esto permite una prevención continua de la caries y, en general, una mejor salud bucodental. Si los casos de acumulación de sarro son graves, puede ser necesario realizar una tartrectomía con más frecuencia, entre 3 y 6 meses o incluso antes en algunos casos.

¿Qué beneficios aporta la tartrectomía?

Uno de los principales beneficios de la tartrectomía es que elimina el riesgo de infección o caries causado por los dientes impactados. Los dientes impactados que no se extraen pueden ser difíciles de limpiar correctamente para los dentistas, lo que aumenta el riesgo de caries y enfermedades de las encías. Al extraer el diente impactado mediante tartrectomía, estos riesgos se eliminan por completo.

Otro beneficio de la tartrectomía es la mejora de la estética oral y la funcionalidad. La eliminación de un diente impactado ayuda a mantener otros dientes sanos en la alineación adecuada, mientras que también restaura el equilibrio normal de la mordida. Además, la eliminación de un diente impactado a menudo aumenta el tamaño de la mandíbula que ayuda a mejorar el contorno facial y la apariencia facial en general.

La tartrectomía también puede ayudar a reducir el riesgo de futuras complicaciones dentales. Por último, al realizar una tartrectomía los pacientes pueden evitar las complicaciones que pueden surgir por dejar un diente impactado sin tratar durante demasiado tiempo. Los dientes impactados pueden causar apiñamiento y problemas de desalineación si se deja sin control durante demasiado tiempo, lo que resulta en opciones de tratamiento aún más invasivas que se necesitan más adelante en el camino.

En conclusión, la tartrectomía proporciona numerosos beneficios, incluyendo la eliminación del riesgo de infección y caries asociadas con los dientes impactados, la mejora de la estética oral, ayudando a restaurar el equilibrio normal de la mordida, la prevención de futuras complicaciones dentales, y evitar posibles problemas de desalineación causados por dejar un diente impactado sin tratar con el tiempo. 

Por estas razones, los dentistas recomiendan a menudo someterse a una tartrectomía siempre que sea posible, ya que proporciona alivio a corto plazo y protege contra futuros problemas. No dudes en contactar con el equipo de profesionales de Implansur si tienes cualquier pregunta sobre la tartrectomía, ¡te esperamos!

Indice del artículo

Artículos relacionados

12/01/2023
¿Alguna vez ha experimentado un dolor agudo en los otros dientes al morder algo frío o tomar bebidas calientes?
22/12/2022
Cuando se piensa en problemas dentales, rara vez vienen a la mente las fístulas dentales....
20/12/2022
Existen infinidades de problemas bucales, que no tienen por qué ser meramente estéticos, sino que...
Escríbenos para
solicitar información sobre nuestros tratamientos