Blog

Extracción dental: qué es, tipos, operatorio y recomendaciones

Los dentistas o cirujanos dentales realizan extracciones dentales por diversas razones. Desde un problema simple como un diente dañado debido a las caries hasta una muela del juicio dolorosa. También existen otros motivos por los que se extraen los dientes. Por ello, a continuación, vamos a contarte qué es una extracción dental y cómo se realiza, ¡sigue leyendo!

¿Qué es una extracción dental?

Una extracción dental o exodoncia es una parte de la cirugía dental que se encarga de practicar la extracción de un diente o porción del mismo, mediante unas técnicas o instrumentos adecuados para ello.

Un cirujano dental extrae un diente cuando la situación no tiene arreglo mediante otros tratamientos. Por ello, algunos de los motivos por los que se realiza una extracción dental son: enfermedad en las encías, infecciones dentales, trauma o lesión dental, preparación para una prótesis dental, complicaciones de las muelas del juicio, entre otros motivos. El dentista determinará, según el caso, si es necesaria la extracción dental o no.

Tipos de extracciones dentales

Existen varios tipos de extracción, ya que depende del tamaño, la forma o la ubicación del diente a extraer. Las extracciones dentales se pueden clasificar en simples o quirúrgicas.

Extracciones simples

Las extracciones simples son aquellas que tienen un tratamiento relativamente sencillo y rápido porque el diente se encuentra ya erupcionado. Normalmente se realizan ejerciendo presión sobre el diente para aflojarlo, seguidamente se retira el diente de manera fácil con un fórceps.

Extracciones quirúrgicas

Una extracción quirúrgica se realiza cuando un diente se ha roto dentro de la encía o cuando el problema se encuentra en las raíces de los dientes. En este caso, la extracción se realiza a través de una operación en la cual se levanta la encía para poder tener visual de la parte interna y así poder realizar la extracción del diente entero o restos del mismo.

 

tipos de extracciones dentales

 

Preparación antes de una extracción dental

Según el caso, se necesitará una preparación u otra. El odontólogo será quien tome la decisión de la preparación que deba llevar cada paciente según su historial médico. Algunos pasos que hay que llevar a cabo en la preparación son:

Detener los anticoagulantes

Los pacientes que tomen medicamentos anticoagulantes deberán dejar de tomarlos o tomar una dosis más baja, ya que se pueden provocar sangrados mayores durante la cirugía.

En el caso de que el paciente no pueda dejar de tomar los anticoagulantes y se ocasione sangrado abundante en la operación, el cirujano podrá utilizar medicamentos de coagulación o aplicar presión con una gasa, por ejemplo.

Antibióticos de partida

En algunos casos, el odontólogo considera necesario recetar antibióticos antes de la extracción para tratar otros síntomas que pueden perjudicar a la intervención. Algunos de los casos en los que se recomienda que los pacientes tomen antibióticos son: si poseen alguna prótesis valvular cardíaca, un trasplante o una endocarditis infecciosa.

Anestesia durante la cirugía

Para la realización de la extracción se precisa de anestésico local, es decir, se adormecerá la zona a tratar para que el paciente no sienta ningún dolor. Por lo general, no se realiza anestesia general, ya que las clínicas dentales no disponen de los medios necesarios para ello, además de que las intervenciones que se realizan no requieren de éste procedimiento. Es importante informar al paciente de que el entumecimiento de la zona continuará durante más de dos horas tras la operación.

Procedimiento de la extracción dental

Para tomar la decisión de si es necesaria la extracción dental, el especialista realiza previamente una radiografía para evaluar las características de la raíz del diente. Una vez se va a realizar la extracción se procede a anestesiar la zona para que el paciente no sienta nada de dolor. Cuando el paciente no siente dolor, se procede a la extracción.

En el periodo de extracción, el paciente puede sentir presión, pero si sintiera dolor, debe avisar al especialista, que deberá ampliar la dosis de anestesia. El procedimiento finaliza una vez se ha extraído la muela. En este punto, hay dos opciones: por un lado, una primera en la cual no son necesarios los puntos de sutura por lo que sólo se hará morder al paciente una gasa que termine con el sangrado. Por otro lado, el caso en el que sí serán necesarios puntos de sutura para controlar y curar la zona.

 

procedimiento de la extraccion dental

 

Cura postoperatoria de las extracciones dentales: recomendaciones

Una vez realizada la extracción dental, se precisan curas para disminuir las molestias y fomentar la curación. Algunas de las recomendaciones son:

Cambio de gasas dentales

Como hemos comentado anteriormente, una vez se realiza la extracción, el especialista aplica presión con una gasa para acabar con el sangrado. Es importante que el paciente reemplace la gasa cada vez que se encuentre lo suficientemente empapado de sangre. Por lo general, el sangrado dura entre 1-2 días después de la intervención.

Controlar el dolor y el hinchazón

Una vez finaliza el entumecimiento causado por la anestesia, el paciente puede experimentar dolor e hinchazón en la zona. Por ello, el odontólogo suele recetar medicamentos como ibuprofeno para controlar el dolor. Si el paciente quiere aliviar el hinchazón, deberá aplicar hielo en la zona, pero nunca de manera directa, siempre cubriendo el hielo con un paño grueso.

Evitar perturbar el sitio de extracción

Es importante que el paciente siga las recomendaciones del especialista, sobre todo en las primeras 24 horas para evitar problemas de salud. Algunas de las recomendaciones pueden ser: evitar chupar la zona de extracción, fumar, escupir, etc.

Cuidado al comer y beber

Al igual que hay que evitar estar en continuo contacto con la zona de extracción, debemos tener en cuenta qué alimentos se pueden consumir para no retrasar el proceso de curación. Es importante consumir durante las primeras 48 horas alimentos blandos y fríos que además se mastiquen con el lado contrario al de la extracción. En cuanto a la bebida, es recomendable no consumir bebidas alcohólicas ya que pueden generar dolor y sangrado.

Cepillado y uso de hilo dental

Tras una extracción dental, hay que continuar con el cepillado de los dientes, pero hay que tener especial cuidado en no rasgar la zona ya que se podrán generar sangrados. Se pueden usar cepillos de dientes más blandos que los habituales, especiales para extracción dental.

Especialistas en extracciones dentales en Sevilla

En Implansur contamos con todas las herramientas y medios necesarios para realizar una extracción dental. Gracias a nuestro equipo de profesionales especialistas en extracción dental, podemos ofrecer resultados eficaces a nuestros pacientes. Si sientes dolor o debes someterte a alguna intervención, acude a nuestras clínicas para que nuestros especialistas valoren tu caso. ¡Te esperamos!

Indice del artículo

Artículos relacionados

19/09/2022
Existen muchos problemas bucodentales comunes de los que no conocemos prácticamente nada. Por eso, en...
16/09/2022
Si has escuchado hablar de Rhodogil es que has tenido que hacer frente a una...
31/08/2022
Una Endodoncia es el tratamiento de conductos radiculares, esto corresponde a toda terapia que es...
Escríbenos para
solicitar información sobre nuestros tratamientos